Diputación Mayor de Gobierno

Desde la Diputación Mayor de Gobierno pretendemos seguir avanzando en el desarrollo de lo que es responsabilidad con la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno: la preparación, gestión, organización y dirección de los cultos externos de la Hermandad, destacando ambas salidas de reglas Domingo de Pasión y Madruga. Animamos a que, como no puede ser de otra forma, los hermanos cumplan con las Vigentes Reglas de la Hermandad y para ello participen y realicen la Estación de Penitencia (REGLA N° 23.- Todos los hermanos tienen el derecho a asistir a los cultos internos y externos que celebre la Hermandad) y estar al corriente de sus obligaciones con la corporación, en cualquiera de los puestos como nazarenos, acólitos, auxiliares, costaleros, etc.

El Diputado Mayor de Gobierno no realiza la labor sólo, sino que para ello cuenta con un amplio equipo de trabajo, en el que toda ayuda es poca. Así pues, aquellos que estén dispuestos a cooperar con esta Diputación os podéis poner en contacto a través de cualquiera de los canales de contacto que la Hermandad nos brinda. A lo largo del año, a través de esta página, os iremos comunicando y haciendo pública la información y propuestas sobre los estrenos en los que estemos trabajando para conseguir una más efectiva organización de nuestros cultos externos.

Os iremos comunicando las convocatorias de los mismos y las normas que proponemos para que los rijan, principalmente todo lo relativo a la organización y desarrollo de nuestras salidas. Así mismo esperamos contaros las opiniones que sobre los cultos y su desarrollo tienen las diferentes personas que desde sus puestos intervienen en los mismos. Como todos sabréis, el pasado año la Hermandad aprobó una reforma de las Reglas, que afecta a la disposición del cortejo, siendo alternante la disposición de cirio y farol dentro de nuestro cortejo, desde esta Diputación esperamos que ya este año se pueda aplicar con la mayor de la normalidad. Para finaliza, estamos a vuestra disposición, solicitando vuestra ayuda y sugerencias, en el pleno convencimiento de que todos actuamos para el bien de la Hermandad, y mayor gloria de Nuestro Señor.