Priostía

La priostía de la hermandad es el área encargada de cuidar, mantener y conservar el patrimonio material. Organizan el altar del Solemne Triduo, así como el de insignias de cara a las dos procesiones que realiza la corporación morada, tanto el Domingo de Pasión como en la Madrugada del Viernes Santo. El equipo de priostes, junto a los colaboradores, organizan durante la Cuaresma diferentes jornadas de limpieza de los enseres de plata (faroles, varas, insignias, ciriales, incensarios…) en la casa hermandad. También son los encargados de subir a Nuestro Padre Jesús Nazareno, así como que el paso esté correctamente adecuado para las salidas procesionales: faldones, maniguetas, llamador, faroles, monte de flores, etc.